El Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER) forma parte del esfuerzo colaborador internacional en el que participan seis centros de Italia, España, Suiza, Reino Unido, Holanda y Australia, que liderados por el investigador italiano Fabrizzio Chiti, han dado a conocer en la prestigiosa revista Proceedings of the National Academy of Sciences de los Estados Unidos (PNAS) en su número de Julio sus hallazgos acerca de lo que parece ser un mecanismo común y propiedad genérica de las chaperonas a la hora de neutralizar plegamientos anómalos de oligómeros extracelulares.

Estos pequeños oligómeros extracelulares se consideran las especies químicas más deletéreas en aquellas enfermedades relacionadas con plegamientos incorrectos de determinadas proteínas, como es el caso de la enfermedad de Alzheimer, el Parkinson o la diabetes.

Las investigaciones describen una función y propiedad nueva para las chaperonas, además de las ya conocidas en relación a su habilidad para facilitar el plegamiento de proteínas. Así, las chaperonas se unen a los oligómeros promoviendo su ensamblaje en especies más grandes, reduciendo la exposición de determinados dominios reactivos en su superficie y reduciendo su toxicidad. El enfoque multidisciplinar de la experimentación llevada a cabo ha requerido un esfuerzo de colaboración destacable. El hallazgo indica que estas chaperonas moleculares pueden ser una herramienta útil a la hora de entender los factores determinantes de la toxicidad de los oligómeros y permite el diseño de nuevas estrategias para convertir agregados de proteínas tóxicos en especies químicas inocuas.

Los trabajos en España se han realizado por la Dra. Cintia Roodveldt, del Laboratorio de Terapias Avanzadas en Inmunoregulación y Neuroprotección del Departamento de Señalización Celular de CABIMER en Sevilla.

Mas información en
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22802614